viernes, 23 de marzo de 2012

Relaciones de familia y Karma

En situaciones familiares, por lo general existe una lección 
particular y predominante que afecta a todos los miembros.
Por ejemplo, es posible que todos los integrantes de una familia estén aprendiendo lecciones que tienen que ver con la forma de expresar adecuadamente fuerza de voluntad. 

Quizá en uno de los miembros se dé un caso extremo de intimidación y dominación. En otro, tal vez haya un individuo que siempre cede.

Es posible que otro integrante del núcleo familiar sea una persona que se niega a integrarse, sea apático o desinteresado. Y en otro caso, tal vez se manifieste una falta de aserción o un comportamiento aditivo.

En cualquier lección en particular existen numerosas variaciones y sutilezas. El reconocer los patrones comunes de comportamiento entre los diversos miembros del núcleo familiar puede revelar mucho sobre las lecciones kármicas que usted ha venido a aprender a través de su familia.

Estas circunstancias puede aplicarse también a las situaciones laborales y sociales. Debemos buscar no sólo las conexiones emocionales, sino también, y más importante aún, los patrones sutiles y obvios que caracterizan nuestras relaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada